//www.casaleotta.es/wp-content/uploads/2017/12/questo_no_pinsa.png

¿Qué es la PINSA?

Los principios de la Pinsa tienen orígenes antiguos. Su receta original relacionada con la focaccia, forma y tamaño se remonta a la época romana. Era originariamente elaborada por campesinos del lazio romano mezclando agua, cereales, sal y hierbas aromáticas, consiguiendo una masa suave y deliciosa que era cocinada a la brasa.

La Pinsa se prepara de forma artesanal con materias primas italianas de alta calidad y sin conservantes, utilizando una selección de harina no OGM (trigo, soja y arroz), aceite extra virgen de oliva y masa madre seca y sin grasas animales añadidas.

La masa de pinsa madura durante 72 horas. El resultado es una masa increíblemente ligera y crujiente que contiene menos sodio, gluten y menos calorías, pero mantiene su excelente sabor. El alto porcentaje de agua utilizado en la preparación de la masa junto con la doble cocción es otra de las características que diferencia la pinsa de la conocida pizza, haciendo la pinsa romana más digestiva.